La tienda

Hoy he vuelto a pasar por la tienda donde le compré el último vestido. Tienen ahora un bolso a juego con sus zapatos de pasear y un cinturón de gasa pintada con el recuerdo de sus ojos. Las gafas esas redondas que tanto le gustan, están rebajadas si entra de espaldas sonriendo, y la lencería italiana que hacemos desaparecer por las noches, se puede comprar a peso. Yo me he quedado en la puerta por si usted pasa por delante y es la hora de probarse deseos.

Autor

Nombre: Gabriel del Molino Romero

2

61

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies