La última estación.

En el invierno de mi vida se acrecientan la soledad y el frío.
Los días cortos y oscuros, suceden a las largas noches de insomnio.
La humedad se cuela por los surcos de mi piel, hasta un desvencijado corazón, sin piezas de repuesto.
Anhelo la luz de alguna sonrisa cálida, que ilumine este cuarto menguante, donde reposan mis pies cansados.
Añoro aquel viento fresco que soplaba en el verano de mi juventud.
Recuerdo amores tormentosos, pasiones huracanadas, que amainaron en otoños de mar en calma.
Y a mis 90 primaveras, me pregunto si habré dejado pasar algún tren, mientras deambulo por las vías de mi última estación.

Autor

Nombre: Ana Isabel Rodríguez Vázquez

28

60

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies