Limerencia

Aquel cíclope no tenía nada que envidiar a los demás seres. Penélope era su ojito derecho.

Autor

Nombre: María Teresa

26

217

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies