Límite

Hay días que el silencio hace de tu casa una fría catedral. Que el sol soslayado del invierno alcanza rincones invisibles en otras estaciones, pero no los calienta. Hay días que el incienso es incapaz de compensar la decepción. Que no hay bocanadas que espabilen las velas ni apetitos que aviven la chimenea. Hay días que se hiela el foso, que se quiebra el puente y se atranca el portón de tu fortaleza.
Hay días en los que pensar sólo es una opción y en los que uno se encuentra cómodo en la tristeza.

Autor

Nombre: Trini Rodríguez

17

102

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies