Los pouakai y las estrellas

El problema empezó en un pequeño poblado maorí.
Un niño, cansado de un día de juegos y travesuras, se tumbó en un claro del bosque mirando a las estrellas. Fascinado por el ambiente que lo rodeaba pidió un deseo.
Un pouakai que andaba volando cerca oyó lo que el chiquillo acababa de pedir y, en un arrebato, hizo que se cumpliese.
El niño volvió corriendo a su aldea y contó a todos lo sucedido.
No mucho tiempo después, otros habitantes de la zona empezaron a ir al claro y el águila, con ayuda de su familia, cumplió también sus deseos.
Las aves tardaron unos meses en saber que sus regalos estaban siendo acreditados a las estrellas.
Molestas por el error, intentaron explicar lo ocurrido a los humanos primero y las estrellas después; pero los mortales no creyeron sus palabras y los astros eran felices con su nueva fama.
Como venganza, los pouakai abandonaron la tierra y surcan el espacio haciendo caer las estrellas.

Autor

Nombre: Manuel Tudela

49

194
1 comentario
  1. Suerte¡¡¡¡

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies