Los prejuicios han venido para quedarse

En el año 2050 no todo es un paraíso. Últimamente, se ha corrido un rumor: que hay unos seres atávicos que han nacido del prejuicio, y envenenan toda aspiración de progreso y libertad. El último que han llevado al hospital se llama Carlos. Lo examinan, y si la cosa no es muy grave, le dan el antídoto para que los prejuicios salgan de su sistema inmunológico. Lo malo es que no todos admiten el antídoto. Carlos ha dicho todo tipo de prejuicios. Salen de su boca, con facilidad, como si hubiera convivido con ellos siempre. Dice cosas como que todos los hombres son infieles, los homosexuales son una desviación de la naturaleza, los actores de cine solo van con modelos, todas las modelos son superficiales, las rubias son tontas, las mujeres solo les gusta la novela romántica, los hombres bajos se resarcen de su inferioridad alimentando en su interior todo tipo de sentimientos negativos hacia la sociedad, todos los creyentes son unos hipócritas, los que no lo son abanderan el vicio como forma de vida, los que cometen crímenes tienen un agudo trastorno psicológico, los que sufren acoso se convierten en acosadores, las poetas nunca se han decantado por la vanguardia... Eran demasiados prejuicios. El antídoto no hace milagros, no con casos como Carlos. El doctor dijo:
-No he podido hacer nada. Sus padres estaban llenos de prejuicios. Ya se sabe que los que crecen con los prejuicios no pueden librarse de ellos nunca.

Autor

Nombre: Celia Ortiz Lombraña

2

166

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies