Madurez sideral

Un romance como el de la Luna y el Sol. Unos celos como los de la Tierra. La Luna que se llena, La Tierra que la mengua y le da la espalda al astro rey, gimoteando que la noche es su cara oculta. Ya es hora de abandonar esa “órbita viciosa” y evolucionar con campo magnético propio. Cada tanto, Halley la abraza para consolarla: ya, ya, tú no eres plana.

Autor

Nombre: Daniel Henríquez

14

114

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies