Me llamo Nieves

No necesito que llegue el invierno para poder ver la nieve,
porque ni el bullicio multicolor de los campos en mayo,
ni las hojas ocres que cubren los parques en octubre,
consiguen neutralizar el blanco centelleante que refleja mi mirada.
Tampoco he de ascender los 5.895 metros del Kilimanjaro,
ni recorrer el globo terráqueo hasta llegar a la Patagonia para fotografiar la nieve,
porque la llevo impresa en mi carné de identidad y me acompaña allá donde quiera que me encuentre.
Y cuando llega la época en la que todos a mi alrededor se guarecen tras gruesos abrigos y gorros de lana, yo camino en mangas de camisa, apaciblemente, dejando mis huellas bien marcadas sobre los caminos blancos, para que el mundo sepa que Nieves pasó por allí.

Autor

Nombre: La Chica de Viena

6

104

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies