Mi (gran) noche

No volvió. Cansada de dar luz a los enamorados, oscuridad a los ladrones y cobijo a las lechuzas, de ser guía de peregrinos, inspiración de poetas, de ser tapada por el dedo del sabio que quiere reírse del necio. Despechada. Reclamo de nanas y señuelo de psicópatas, envidia de incandescentes luceros que la miraban de soslayo. Ingratos. Esperaban un espectáculo astronómico y ella, desengañada de aquellos que la ignoraban de día, no dudó en tomarse un eterno eclipse sabático.

Autor

Nombre: Fran Toro

139

539

Deja un comentario

50 más votados (Ene’19)

Votes : 419
Votes : 154
Votes : 139
Votes : 123
Votes : 110
Votes : 89
Votes : 65
Votes : 46
Votes : 44
Votes : 36
Votes : 31
Votes : 26
Votes : 21
Votes : 20
Votes : 14
Votes : 12
Votes : 11
Votes : 8
Votes : 8
Votes : 8

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies