Multa

El policía tomó los datos sin prestar atención a la desazón en el rostro de la mujer. Comprobó la documentación, escribió con letra menuda en un formulario y le extendió una copia. Subió a su moto y se marchó, dejándola junto al coche estacionado sobre la banquina. Esa mañana comprendió que sus días de estrella habían acabado.

Autor

Nombre: JUAN PABLO GOÑI CAPURRO

7

56

Deja un comentario

50 más votados (Ene’19)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies