Narrador imposible

Oigo el cursor deslizarse sobre los dientes, y al mismo tiempo la luz va inundando el cubículo, enseguida siento el tacto áspero de sus dedos y su aliento nauseabundo sobre mi corazón dorado, empaña el laberinto incrustado. Otra vez lo va a intentar y yo empiezo a agobiarme acordándome de la última vez.
Fue toda una tragedia, ella lo intentaba introduciéndome en la ranura de la derecha hasta en cuatro ocasiones. Cuando yo desaparecía de su vista contestaba a las preguntas con un fuerte tecleo, pero esa boca de acero, fina y sinuosa me volvía a escupir sin dar por realizados sus deseos.
Hasta yo que convivo entre otras primas y algún que otro calendario sé que aún no es final de mes.

Autor

Nombre: Pilar Hurtado Arias

144

375

Deja un comentario

50 más votados (Nov’18)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies