Nexos y conexos

Desearía perderme, y no de cualquier forma. Hacerlo en un bosque de cuyas copas se desprendieran mantos y plásticos. Mantos, para envolverme y camuflarme por completo. Plásticos, para asfixiarme hasta perder el conocimiento dentro de un sueño eterno que, bueno o malo, siempre sería irreal. Porque la realidad ahoga, aunque a veces permita respirar.
Pero el deseo se antoja imposible. De los árboles solo caen hojas. En otoño, secas y estrepitosas; en primavera, suaves y resbaladizas.

Como las personas...
Secas y estrepitosas, suaves y resbaladizas.
Personas que están sin estar, que aun estando nunca están, que te quieren sin querer, te echan de menos echándote de más, y te necesitan cuando menos puedes dar. Mundos ajenos dentro de un mismo mundo que se hunde en el agujero negro creado por sí mismo.

Como las hojas...
Que al desprenderse de las ramas de su árbol, desaparecen en cualquier parte con el murmullo del viento.

Como las personas...
Que derrotados aprendemos cómo ganar. Y morimos lentamente, porque es ley de vida, aunque nos cueste asumirlo. Desviviendo en desdichas que no existen, y en alegrías que son tristes para quienes se pierden un poco cada día.

Autor

Nombre: Dani G. García

13

133

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies