No me cuentes cuentos

Mi madre nunca me lee cuentos, ella prefiere representarlos.
Es una gran actriz e interpreta a la perfección a la sufrida Cenicienta, o a la princesa sometida a las órdenes de un monstruo malvado. Corre por la casa huyendo del ogro que la persigue, o grita pidiendo ayuda como si realmente estuviera en peligro.
A veces me quedo dormida, sin saber el final. Sobretodo cuando papá viene cansado de trabajar y no quiere hacer de malo.

Autor

Nombre: Ana Isabel Rodríguez Vázquez

17

36

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies