Nunca más

La luz comienza a entrar por la ventana. He perdido tanto la noción del tiempo que ya no estoy segura en que día vivo.
Me doy cuenta de que puedo abrir mis ojos, pesados, pero puedo abrirlos e intentar mirar algo más de lo que me rodea últimamente. A pesar de la tenue luz que entra por la ventana, todo está en penumbra, yo misma lo estoy.
Intento levantarme pero mi cuerpo pesa demasiado. Sé que no puedo seguir así, no lo puedo permitir, pero cada vez que pienso un segundo en escapar de allí, el miedo me consume. Me estoy marchitando, mis pétalos van cayendo uno a uno, a veces con demasiada fuerza, a este suelo que está totalmente helado.
El frío me atenaza las manos, intento tocarme la cara y casi no la siento. Soy consciente de que tiene que acabar. No puedo más, simplemente no puedo. Jamás podré enfrentarlo, pero he decidido decir basta a la oscuridad, necesito luz y soy consciente de que esta luz la tengo que pelear. Consigo ponerme en pie y decido poner un punto de partida en este momento. Ya no más, se acabó. Salgo de mi cárcel arrastrando muy pocas cosas que me puedan recordar a ella. Salgo por la puerta de la oscuridad, porque he decidido agarrar la vida para comenzar de nuevo.

Autor

Nombre: María Gema Vela Gomez

5

88

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies