Octubre no es cruel

El sol permanece, pero llega más liviano a mi piel. Bajo este roble no tengo manera de averiguar si las nubes van a descargar o no, pero mi instinto y los años que llevo sentándome aquí me dicen que no va a llover. Los pájaros emigran a zonas más cálidas, dibujan uves gigantes en el cielo azul anaranjado, me gusta verles cada año por estas fechas, cambian de hogar sin arraigo ni remordimiento alguno. Esta vez algo ha cambiado: perdí una mano y el reservorio de quimioterapia me sirve de medalla, menuda recompensa heroica...¡Otoño de nuevo! Octubre siempre me trajo estos momentos de paz, ahora diezmados por mi enfermedad. Tengo dos alternativas: morir, aquí, en paz, contemplando tantas tardes como pueda el atardecer de mi lugar preferido. La otra opción es someterme a la presión del líquido que inyectan en este cilindro de plástico, un bálsamo para curarme, veneno para mi cuerpo envejecido por momentos. El espejo me devuelve la cabeza calva, yo le obsequio con mi mejor sonrisa. Meditaré mi decisión. ¿Pero qué veo? los pájaros vuelven a formar una uve gigante y giran para formar una flecha que apunta en diagonal hacia arriba, ¡qué extraño! No creo en las señales. Nunca me fié de los símbolos, pero ahora tengo aún más incertidumbre. Ni siquiera sé si me esperan allá arriba o debo seguir luchando por un cuerpo libre de cáncer.
Siempre aborrecí las fórmulas y sus signos, ni me gustó la ortografía. Valiente es este adorado cielo que hoy me genera más dudas que nunca.

Autor

Nombre: Jesús Fernández Horcajuelo

64

311
4 comentarios
  1. El tema que trata, la forma en que está narrado, la participación activa de la naturaleza dotan a tu relato de emoción pero también de reflexión. Tienes mi voto.

    María Eugenia

  2. Muchas gracias María Eugenia. Un sakudo

  3. Que lindo Jesús!!
    Como salen tus sentimientos en este escrito
    Eres sensible y a la vez luchas por l vida

Deja un comentario

50 más votados (Nov’18)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies