Otra

Otra más. Otra vida arrancada de la piel. La tormenta, en forma de hombre, conseguía derrumbar nuevamente el mundo de una persona. Y él no podía soportarlo.
Con paso trémulo, se dispuso a entrar en la habitación de su hija; el tiempo encadenado lo esperaba. Miraba a su alrededor, buscando sin fuerzas un porqué. Por qué alguien disfrazado de inocencia albergaría un alma podrida. Por qué lo podrido, sin apenas esfuerzo, había sido capaz de arrebatarle tanto. Se sentó en la cama, respirando el aroma aún latente de la juventud aniquilada. No tardó mucho en perderlo; el rostro, inundado, olvidaba el sentido del olfato. En su momento juró que no lo mataría, que merecía el peso de la ley sobre su garganta, asfixiando su existencia con delicadeza para asegurar la sempiterna condena. Mas la ley no fue reina en aquella sentencia, dejando paso al rey corrupto, al rey que acaricia las maldades del pueblo.
El padre volvió a ojear el periódico. Sentía cada palabra del titular como una puñalada. Sujetó con firmeza el papel ponzoñoso y lo destrozó. Puso fin a las incoherencias e injurias que se escupían sobre la víctima. Y recordó el titular de su hija, tan repugnante como el de la mujer muerta que allí se rompía en pedazos. Se sintió pequeño, pequeño por no haber podido ser la ley. Sintió la vergüenza de su sexo, y sintió vergüenza ajena por aquellos que creían que su sexo, por ser coronado como rey, debía estar por encima de la reina.

Autor

Nombre: Javier Santana Martínez

51

260
3 comentarios
  1. Eres el mejor

  2. Cuanta verdad y cuanta razon , los que aplican la ley se olvidan que un dia esa injusticia te puede toca tambien que el mal no tiene cara
    El dolor y la impotencia ante las injusticias hacen que dudes si seguir siendo humano civilizado o ser un cavernicula depredador y aplicar la ley mas antigua del hombre….OJO POR OJO , DIENTE POR DIENTE….
    Es muy triste y tener coraje para esperar a la justicia cuando tienes el amor y la fe roto
    Virginia

    • Muchas gracias por su comentario. Más que por el hecho de que un día pueda afectar a un ser querido (en este caso una mujer, por ser amplia mayoría en muertes por violencia de género), se trata del hecho de matar a una persona por creerse superior a ella, por tratar de dominarla. Yo soy reacio a decir ” yo tengo hermana, madre o hija y, como tal, siento más la violencia hacia ellas”. En cambio diría que mi hermana, madre o hija son personas como cualquier otra con unos derechos que han de ser respetados, al igual que quiero que se respeten para mí o para el resto de personas, independientemente de su sexo, cultura…

Deja un comentario

Quiénes Somos


Signo Editores

Signo editores es una editorial especializada en colecciones de diseño, con contenidos muy cuidados e impresa con materiales de alta calidad para ofrecer una experiencia de lectura superior.

Síguenos


  • |
  • |
  • |
  • |
  • |
  • |

Certamen de Microrrelatos Signo editores


Certamen literario dedicado al formato corto. Buscamos la síntesis de la lucidez. Emoción, sorpresa y agitación. ¡Participa! »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies