Página en blanco.

Nunca sabía por donde empezar, decían de él que simplemente se lanzaba al vacío sin pensar demasiado. Le precedía la fama de escribir sus textos de una manera compulsiva y voraz. Aquella mañana las palabras rugían sobre el teclado a la misma velocidad que su estómago, sin apenas poder distinguir de entre ellos dos quien era el propietario de los gruñidos. Quizás fue una mala decisión comenzar a escribir su relato en ese estado famélico pero sabía que debía empezar en ese momento o no habría otro; el final que tenía en mente para su historia corría el peligro de ser devorado por sus tripas. De hecho, y casi sin darse cuenta, el incesante murmullo comenzó a engullir rápidamente los signos de puntuación. Al principio se comió los puntos, después se zampó las comas Siguió tragándose los acentos e intermitentemente los espacios entrepalabras Antes de poder terminarsu historia laspunzadasensuabdomenhabiandesaparecidojuntoalaspalabrasparasugranfinalUnahojaenblancofueelunicotestigodelxtrñ

Autor

Nombre: Xavier Tárrega

13

59

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies