Para qué

Oye música clásica, emulando a su autor preferido, con sus héroes negativos oyendo música clásica en un mundo a punto de irse al garete con toda la tranquilidad que este mundo puede tener en este invierno fofo, precalentado. Es un escritor que escribe sin esperar nada a cambio pero espera sobrevivir para poder esperar. Parece el sentido de la vida. Su autor preferido, cartero pelapollos, piensa que sus cuentos son actos involuntarios que surgen como algo inconsciente con toda la mala leche que se pueda tener. No se trata de escritura automática, se trata de un tsunami de palabras que buscan un desorden concreto, se trata de tener al que lea cogido con toda la atención que pueda ejercer. En vez de vivir, escribo para que otros lean que la vida es escribir cosas que otros leerán y al hacerlo se meterán hasta el fondo en un pozo de significados, en un mar de dudas, en un sistema político de entendidos, inteligencia que recibe, intención que da. Parece un acto de amor, un juego obsceno con guarnición. La literatura es un acto común entre el que crea y el que después lo leerá. Yo decido para ti, te abro una puerta, te describo un camino, para ser tú eres para mí. Dejar de vivir para leer es un acto lo suficientemente inútil como vivir mismo, si lo miras bien, pregúntaselo al tiempo, pero que sea inútil no quiere decir que no sea lo más precioso que tenemos, vivir. Hablar así puede parecer una perogrullada, la literatura también, vivirla, acabar lo que siempre empieza.

Autor

Nombre: Felipe Plasenci Marin

10

96
1 comentario
  1. Me gusta mucho !!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies