«Privilegios»

Hoy será un nuevo día, igual como ayer pero diferente…Me levanté con sueño. El agua fría me despeja, adoro echármela por la nuca.
Miccionar es un placer que me permito, otras necesidades hasta que no tome café, no me salen. Paseo por la estancia, me ayuda a ponerme en marcha. El agua fría y los paseos deben tener alguna explicación somática para que me levanten el ánimo.
No puedo evitar tumbarme un poco, el día es largo y me sobra tiempo. Cariñosas palabras me sacan del letargo en que comenzaba a sumergirme. Me apetece fumar, pero sería romper una abstinencia que llevo con agrado.
Tengo que vestirme, no sé que me pondré, pero es fácil. No tengo ninguna gestión que hacer, me vestiré como todos los días, cómodo. Haré caso de aquellas palabras y asearé un poco mi habitación, aunque recién levantado no me apetece hacer nada.
Hoy me siento contento, ha salido el sol, me apetece tomarlo mientras paseo. La puerta de mi habitación se abre, dos amigos me acompañarán.
Dos funcionarios de prisiones van a sacar a Paco, es “Primero de Año”, se cumplen seis meses de su castigo en una celda de aislamiento, lo llevan a desayunar. Luego irá al patio que no pisó hace mucho.
Estaba confinado por acuchillar a un interno. Paco pena veinte años de cárcel por matar a su mujer. Pero cuando iba al comedor, un recluso agitanado le clava un pincho en la tripa delante de todos. Paco se muere. Su mujer era gitana, el recluso con quien tuvo la reyerta le dijo que el próximo año no vería el sol.

Autor

Nombre: FRANCISCO JUAN BARATA BAUSACH

2

44

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies