Repetición

Pesaban muy poco pero aplastaban sueños. Nunca más de diez folios. Ni siquiera ocupaban una carpeta, ni una subcarpeta. Todos los días la secretaria del Congreso recogía las decisiones de sus señorías. En cada uno de ellos importantes decisiones. Decretos. Decretos leyes. Una de las auxiliares los llevaba en una sola mano, y como siempre por el pasillo empezó a leerlos. Pensionistas. Salario mínimo. Impuestos indirectos. Sus ojos se tornaron vidriosos. Era cuestión de tiempo que le tocara a ella. La historia se repetiría.

Autor

Nombre: Enrique Beleret

1

22

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies