Resiliencia

Buceo...Ahogando las sonrisas que podríamos haber compartido, me parto en dos. Solo asoma ya parte de la cabeza en el exterior.
El corazón no flota. El corazón se hunde y profundiza divertido en la fantasía ...bucea entre los recuerdos que bailan como peces entre mis costillas...alguno asoma y me hace cosquillas. Sonrío.
En el agua todo adquiere una forma difusa que confunde...
Tus ojos aparecen...siempre me miran...tus ojos que se están quedando ya viejos, viejos ya de tanto mirarte, de tanto haberlos usado contra mi pecho.
Apareces diluído y te reconozco aunque parezcas un saco de legumbres a remojo la noche antes de ser devoradas.
La pena desaparece con la alegría de imaginar lo que es la sensación de tenerte más cerca que nunca, en la oscuridad de este pensamiento iluso, etéreo y efímero. Ese instante es eterno.
Un retén me devuelve a la superficie y me deja recostada entre piedras...en el suelo yace mi cuerpo y el vestido miedoso se pega a mi como una lapa...se desconoce...me cuesta reconocer esta realidad en el suelo llena de ramas del bosque...la belleza de los árboles me viste un poco más y me siento acogida...tengo frío sin el calor del recuerdo de su boca...pero...
al levantarme soy otra...porque me abandono...me alejo de ti y te dejo marchar junto a mis peces...te desprendes de mi como mi vestido ahora.
Mi amor marcha contigo y siento hueco el pecho...cuando me alejo de las aguas, nacen todos los girasoles del mundo en la aventura de un camino nuevo...

Autor

Nombre: Xiomara

1

49

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies