Róbame los sueños

Él por momentos no sabe quién soy. Yo tengo claro que sé que soy el amor de su vida al igual que él, el mío. Sólo recuerda sueños y vivencias pasadas y a eso se ciñe y como yo no quiero pasar desapercibida por su vida pues robaré sus más profundos sueños.
Algunas veces cuando se acuerda me llama por mi nombre, otras por el nombre que él quiera. Una noche lo desperté:
- Hola, soy Gabriela ¿y tú?
- Manuel. – respondió sonriendo.
La siguiente noche hice lo mismo cuando él dormía.
- Manuel, soy Gabriela. Quiero invitarte a pasear.
Él aceptó, nos sentamos en la terraza cogidos de la mano y me dijo que olía a jazmín como su mujer y que ojalá el tiempo se detuviera.
A la tercera noche cuando fui a sacarlo de la cama, él estaba despierto y pude escuchar:
- Espera que me duerma para soñar.

Autor

Nombre: Tamara Aguilar Velasco

2

37

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies