Se busca lector

Llovía y hacía frío. Un maltrecho libro, de cubiertas desgastadas y páginas amarillas, trataba de guarecerse en un estrecho portal. La gente iba y venía a toda velocidad, con la vista fija en sus asuntos, ignorando el cartel que rezaba: “Soy un libro abandonado, busco lector”.

Autor

Nombre: Haizea Ustaran

3

58

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies