Se voló la infancia

Una luz fría y suave asomó desde el quinto piso. El caño del revólver del francotirador se reflejaba entre los listones de la baranda del balcón. Su guerra no tenía límites. Disparó a un niño que cayó muerto en la vereda. La madre: desconsolada. El tirador desapareció del departamento. Los uniformados preguntaron por los ocupantes de esa propiedad. El encargado dijo que lo habitaban padre e hijo. Encontraron el arma en el piso.
El padre casi nunca estaba y el solitario niño en cuclillas aterrado en la terraza jugó su última guerra con el arma paterna.

Autor

Nombre: Ana María Parra

2

56

Deja un comentario

50 más votados (Ene’19)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies