Señales

senales

Aquel crudo invierno, cuando mamá se fue, lloré tanto que casi me salieron estalactitas de lágrimas bajo los ojos. Ni el frío polar podía con mi dolor. Papá, asustado de ver que no levantaba cabeza, me llevó al psicólogo. Un día, coincidí en la sala de espera de la consulta con una chica que esperaba su turno. Era rubia como el oro y tenía una preciosa pero triste mirada turquesa. Su hermano pequeño también se había ido al cielo, y ella se hacía daño sin parar. Se sentía culpable por estar viva. Me dio pena y quise consolarla. Le di pena y deseó aliviarme. Nos convertimos en amigos inseparables, después en novios y al final nos casamos. Hoy ha hecho un lustro que me falta. Esta mañana, en mi visita al camposanto, le pedí permiso para salir con otra mujer. Al instante, dejó de llover, salió el sol y una paloma completamente blanca se posó en la lápida.
—¡Gracias, mi vida! —le contesté de viva voz, ante la atónita mirada de un grupo de operarios que pasaba por allí.

Autor

Nombre: María José Sánchez

13

23

Deja un comentario

Quiénes Somos


Signo Editores

Signo editores es una editorial especializada en colecciones de diseño, con contenidos muy cuidados e impresa con materiales de alta calidad para ofrecer una experiencia de lectura superior.

Síguenos


  • |
  • |
  • |
  • |
  • |
  • |

Certamen de Microrrelatos Signo editores


Certamen literario dedicado al formato corto. Buscamos la síntesis de la lucidez. Emoción, sorpresa y agitación. ¡Participa! »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies