Senilidades

La sala de geriatría está en silencio. El comienzo de la ronda de medianoche lleva a la nueva enfermera de cabecera en cabecera, controlando equipos, respiraciones, posturas, mantas... Retorna a su puesto, iluminado por una tenue luz que no afecta el sueño de los ancianos. Cierra la ventanilla de control pero deja abierta la puerta, por el calor; desliza la cortina oscura, enciende la bombilla del cuarto y abre su novela de amor. Absorta, no ve llegar la mano que, armada de un filoso bisturí, le corta la garganta de oreja a oreja. El viejo, regresando a su lecho en medio de un coro de risitas cómplices, medio apagadas por las sábanas, escucha a un compañero: "Falta un detalle". Recuerda, vuelve junto al cadáver y, empapando un índice en la sangre, con mano temblorosa escribe sobre el libro: "Porque sí".

Autor

Nombre: ORLANDO SALAZAR MONTES

0

13

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies