Sobredosis de amor

Las palabras de mi hermana resonaban en mi pensamiento, cuando me decía que me alejara de ella. Que me destrozaría la vida. Pero yo la amaba más que a mi propia existencia, más que a mi propio cuerpo.
Había encontrado el amor de mis sueños, cuando ya casi estaba en las puertas de mi degradación total, ella me encontró. Silenciosa, callada, sin pedirme nada a cambio, sin juzgarme. Me cogió por el brazo y se introdujo por mis venas; hasta convertir mi cabeza en un mundo donde solo ella podía controlarme.
Costaba dar con ella, pero siempre estaba a oscuras en alguna esquina, o en algún callejón.
Era mi princesa con vestido blanco, mi caballo, mi reina. Era mi dolor y mi placer, una mujer como nunca había existido. Ella era mi “heroína”, la que dominaba mi corazón y mi cerebro.

Autor

Nombre: Juan Carlos Luzardo Morales

0

17

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies