Solo sexo

El amor quiso introducirse sigiloso en la cama. Mientras, sus dos inquilinos disfrutaban entre juegos, caricias y desenfreno apasionado en el calor frío de la noche... Pero no encontró hueco entre las sábanas, le echaron entre patadas y gemidos, porque tres son multitud.

Autor

Nombre: David López Cepero

47

385

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies