«Te quiero»

Había escrito cien veces: «Te quiero»; como si de un castigo escolar se tratara; como para convencerse de que ese era el motivo (suficiente) por el que valía la pena sentir el frío e inerte cuello de ella entre las crispadas y desahuciadas manos de él…

Autor

Nombre: Esther M. Cano

6

112

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies