Ternura

Al despedirse, después de cenar, ella lo acompañó a la puerta y allí, a media luz, le cogió suavemente la cabeza y la inclinó para besarla en la frente...
Ella, con una sonrisa le dijo: "Me despides como mi padre..."
Le resultó extraño que un chico como él tuviera ese gesto tan tierno. No hubo beso apasionado, ni le agarró por la cintura, sólo un beso en la frente mientras ella lo abrazaba por el cuello.
El tipo duro, el chico frío que no quería relaciones estables.
Después ella comprendió el significado de aquel beso. No quiero hacerte daño.

Autor

Nombre: María Medina Martínez

61

286

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies