Último día

La enfermera, cuando hubo terminado de administrarle la medicación, le dijo que fuera a la habitación.

Allí estaba ella dormida. Cuando Telma le cogió la mano reaccionó, y muy graciosa le dijo “es que soy la hostia, porque yo sueño que te llamo ¡y apareces!”. Contuvo las lágrimas y la risa, y como por telepatía le pidió que se dejase marchar. Y ella se volvió a relajar.

Pasó todo el día dormida.

Por la noche, aprovechando que iba al baño, Telma miró por la puerta entreabierta y la vio, cual pececillo fuera del agua, dar sus últimos alientos. Se quedó quieta unos instantes, observándola marchar... Cuando reaccionó, justo tuvo tiempo de llamar a gritos a su madre, que fumaba inquieta en el balcón, y a su padre, que dormía en el sofá derrotado. Y murió.

Y Telma supo que, si se encontraban en una futura vida, volverían a ser hermanas.

Autor

Nombre: ITXASO TERCEÑO

514

2308
4 comentarios
  1. Triste pero muy bonito. Desgraciadamente me ha tocado pasar algo igual no hace mucho.
    Me ha emocionado y de esta forma quiero dejar mi granito de arena como reconocimiento a la gran labor que las enfermeras.

  2. Me ha emocionado, y me ha hecho revivir su imagen tranquila y dormida en el sueño eterno….

  3. Me ha emocionado, y me ha hecho pensar que a veces, las enfermeras y cuidadores son ángeles protectores, por eso me ha hecho revivir su imagen plácida y tranquila durmiendo el sueño eterno, hasta que allá arriba otro ángel la despierte de nuevo….

  4. Un micro precioso, lleno de emoción e imágenes evocadoras. Enhorabuena.

Deja un comentario

50 más votados (Nov’18)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies