Una cura para mi problema

— Doctor, tiene que haber alguna pastilla para evitar esto. No puedo controlarlo y está apoderándose de mi vida.

Al principio sólo me ocurría en situaciones especiales, mi cabeza empezaba a darle vueltas a todas las opciones y me creaba expectativas. Pero poco a poco mi imaginación se ha ido apoderando de mi día a día. Ahora hasta la cosa más ínfima es convertida en multitud de posibilidades. Me siento atrapado entre todas ellas como si viviera en diferentes realidades, bloqueado por no poder vivir plenamente en ninguna.

— Vamos, vamos, todo eso son imaginaciones suyas.

— ¡Exacto! ¿Comprende mi dolor?

Autor

Nombre: Fernando Maluenda

42

230

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies