Una fantasía secreta

Temblamos como dos adolescentes en nuestra primera vez. Yo estaba nervioso, ella me miraba en silencio y yo me apuraba en mi deseo. La estrujaba con fuerza, mi pasión se desbordaba sin límites. Sudaba sobre su cuerpo caliente, su boca abierta y su mirada penetrante, me invitaban a cabalgarla sin descanso. Era dueño y señor del placer más intenso. Solo para mí, era mi sueño más íntimo…, tocaban a la puerta, corrí a esconderla debajo de la cama, a mi dulce y sensual Pamela, mi fantasía de silicona, mi deseo más carnal.

Autor

Nombre: Juan Carlos Luzardo Morales

1

39

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies