Volar

El pequeño avión de papel surca la calle, meciéndose en las corrientes de aire. Realiza algún giro imposible y sigue avanzando. Parece que el viento sopla solo por él. Entre sus pliegues, palabras de aliento y amor, despedidas que no debieron ser y fueron.
La fuerza de las letras le impulsa, evita que se detenga, dispuesto a alcanzar los confines del mundo si es necesario.
Mientras, el niño, apoyado en el alféizar de su ventana, ve partir el cortejo fúnebre con media sonrisa y un atisbo de esperanza.

Autor

Nombre: Isabel Ferrer

5

99
1 comentario
  1. Muy belo relato.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies