Clase de historia de la Sta. Casta (David Gómez Rodríguez)

Dijo la maestra en voz alta, tratando de suavizar las cosas con un eufemismo catedrático.

-Hay mujeres que, como a esta pelotica de plastilina, las atravesaron, de punta a punta con una estaca de madera.

Luego, al sacar lentamente el lápiz de la plastilina, acotó con una sonrisita en el rostro, como para no causar pánico.

-Pero no se preocupen mis niños, en esa época los indios no tenían alma.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario