Cobardes (JUAN CASIANO CHECA GARCÍA)

De una parte el comprador Don…”
Es lo que estaba leyendo el notario  a los allí presentes cuando a las 10:10, según marcaba su dorado reloj de pulsera, se congeló la imagen.
Me levanté. Desde la espalda del notario, aquel, mi asiento vacío, rompía el equilibrio de la escena, el foco de atención no existía y el cuadro no tenía sentido.
El lúgubre despacho, respondía a la solemnidad para la celebración del enlace ritual. El notario maestro elegido y garante de la ceremonia, los padrinos y la parte espiritual que accedía y autorizaba el enlace estaban presentes.
Confieso que tras caminar con miedo durante mi corta existencia, he tratado de huir de mis sueños, de dejarlos atrás explorando nuevos placeres con los que no he conseguido distraer a la acechante y temida libertad, y estos resisten y se hacen más y más fuertes.
Firmar es mi liberación, me hace libre de los miedos a los sueños por cumplir, a la libertad a poder decidir y vivir. He luchado y he vencido. Voy a firmar mi hipoteca; por fin voy a descansar… en paz.
FIN

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario