Conservar (Pablo Gattellari)

Pequeños nubarrones se avecinaban en el horizonte. Los vientos soplaban con fuerza, levantando un denso polvo. Apenas podía ver lo que tenía delante de su vista. A ciegas y con ambas manos estiradas trató de avanzar. Lentamente arrastraba sus pies, con temor, apenas podía levantar el taco de sus zapatos. Se detuvo al momento que sintió una cálida luz acercarse. Un destello blanco irrumpió con fuerza. Lo que tenía delante era borroso, intentó darse la vuelta pero sorprendido notó que todo el polvo se había acumulado allí. Una densa pared gris avanzaba lentamente. No podía regresar, ya sólo cabía caminar hacía delante, pero el destello blanco lo cegaba. Temeroso se mantuvo quieto, se agachó y con sus temblorosas manos tapó su cabeza. Una lágrima recorrió su rostro. Comprendió, entregado, que permanecería allí por siempre, o al menos hasta que la muerte le llegase.
Despertó agitado y sudado. Tembloroso caminó para coger un vaso de agua. Tomó una pequeña foto y se la llevó consigo de vuelta a la cama. La observó detenidamente. Quizás grabar la imagen haría que perdurase. Y así la memoria no estaría por completo perdida y si no se perdiera podría corroborar que alguna vez vivió.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario