El crecepelo (Margarita Wanceulen)

Amarrado por brazos y piernas a un poste nauseabundo; Sloopy Joe delira buscando múltiples maneras de escapar de su infame situación.
Hombre aguerrido, bateado en mil combates, tan indefenso en este instante que ya no se reconoce ni a sí mismo.
Muy cerca, sus indómitos captores envueltos en plumas se reúnen en torno a una fosforescente hoguera entonando canciones de guerra.
Tres días al sol del infierno unidos a tres noches al frío del desierto son demasiados. Incluso con la compañía un tanto interesada de los coyotes husmeándole entre las piernas.
En su delirio babea de dolor; pero un pensamiento le esboza una  macabra sonrisa:
“A partir de ahora ya no tendré que utilizar nunca más ese pestoso crece pelo”.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario