Un cuento familiar (Luis Roca Jusmet)

Tampoco discutían tanto. Lo normal. Aunque ¿ quién sabe hoy lo que es normal ? Ella lloraba a veces. A veces, gritaba. No sabía porqué. Él, cuando la oía llorar o gritar, daba golpe y más golpes. Contra la pared, contra cualquier cosa. Tampoco entendía porqué. Nunca la insultó, nunca la pegó. Era, simplemente,una impotencia compartida.
Yo queria escapar de aquella tristeza que contaminaba cada minuto, cada metro cuadrado. No había escapatoria. Yo notaba que era un condensador. Se iba acumulando aquella frustración cotidiana en forma de resentimiento. Cualquier día explotaria, esto se palpaba.
Un día llegué a casa y ella estaba en silencio, tejiendo un jersey. No sabia porqué,
pero la ví transformada.
Parecía aliviada. Al mirarme vi algo extraño en su expresión.
Entré en la cocina y él estaba sentado,también en silencio, con los ojos cerrados. Había un detalle que me extrañó. Tenia un cuchillo clavado en el cuello.
Cogí la puerta, le dije adiós a mi madre y ya no volví. Me supo mal no haberme despedido de mi padre.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario