Cumpleaños (Jorge Izquierdo López)

Dice la leyenda que Zeus bajó un día a la tierra desde su monte y se enamoró de una alegre campesina, bella como un atardecer, cuyo nombre se desconoce. La vio por primera vez el día de su décimo sexto cumpleaños, cuando ella, radiante, escultural y perfecta como un poema de Anacreonte, bailaba entre rastrojos, descalza, al son de una flauta y un tambor que eran acariciados por el viento y los árboles. Zeus, fascinado, decidió quedarse junto a ella, todo el tiempo que pudiera, disfrutando de cada instante, de cada suspiro, de cada gesto inevitable, sabiendo que la vida de los humanos es transitoria, que las hojas caen, que los ríos deshielan y que las nubes un día descargan su agua y desaparecen. Estuvo a su lado sesenta y cuatro años, hasta que ella se extinguió, como una vela, aún bella, aún alegre, aún sin nombre. Zeus regresó al Olimpo, mustio como un jarrón vacío, y jamás ha vuelto a moverse de allí, petrificado, condenado a llorarla eternamente, a maldecir su triste y angustiosa inmortalidad.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario