Debo llegar primero (Francisco J. Martín)

Me acecha, me persigue, sé que está ahí pero no veo a nadie. Voy calle abajo apretando el paso, no puedo permitir que llegue antes, sería un fracaso para mí.
Las calles están muy húmedas al amanecer. Estar al lado del mar hace que la sensación de frío aumente, pero tengo que seguir, debo andar más rápido.
Al cruzar una bocacalle veo un destello, me paro y vuelvo atrás, miro bien y veo a lo lejos lo que parece la cúpula dorada de la Catedral y tomo esta nueva calle, ese es mi objetivo, debo llegar el primero.
Continúo por la calle que ahora sube con algo de pendiente, ya voy corriendo, el corazón se me sale, pero no puedo parar. Presiento algo detrás, una presencia conocida, me siguen. Me paro en un soportal, acalorado, tratando de relajar la respiración, miro atrás y nada, no viene nadie.
Sigo la marcha, comienzo a correr de nuevo, ya está cerca, muy cerca, tengo que llegar primero. Ya casi sin fuerzas llego a la plaza y creo ver algo en la puerta de la Catedral, ¿será ella?, ¿habrá llegado antes?
Rápidamente me acerco, no hay nadie, subo las escaleras, empujo la gran puerta y entro, otra vez he llegado el primero. Mi sombra siempre me persigue pero siempre llego antes.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

1 comentario

Deja un comentario