Decisiones (Eva)

Abres los ojos, noche cerrada. Una pesadilla. Solo una pesadilla. Sabes que solo estás tratando de convencerte a ti mismo, que lo que acabas de vivir es real. Lo sabes, aunque por el momento sólo intuyes. Breves recuerdos, fogonazos de luz que deslumbran tus pensamientos. Destellos que te ciegan, que te hacen no querer recordar. Una carcajada, retazos de conversación. “-No te preocupes, que por una no pasa nada. –Déjalo, anda. –Venga, ¿ni siquiera una?”. Y su sonrisa, esa sonrisa en la que te gustaría descansar el resto de tu vida, para no tener que asumir las consecuencias de tus actos, para no seguir recordando. Pero lo que todavía no sabes es que eso es un sueño imposible que nunca podrás cumplir. Ella se ha ido, pero tú aún no puedes recordarlo. Aceptaste su ofrecimiento, sin ni siquiera saber qué ibas a tomar, solo para impresionarla, para llamar su atención. Y bebiste el primer trago. Y te equivocaste. Ah, sí, que maravilloso don, el de errar. Don que supuso el principio del fin, de tu fin, de su fin. Tomasteis vuestra decisión. Quisisteis tontear con la muerte, y hay ciertas cosas con las que no se debe jugar… Y yo soy una de ellas.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario