Del otro lado del balde (Armando Soler Hernandez)

Alta va la  luna de los locos sobre la venta, y Sancho contempla cómo se refleja en el balde lleno. Con ojos muy abiertos por tanto asombro, arrodillado, aferra los toscos bordes de madera y susurra al oscilante reflejo:
– ¡Barataria! ¡Barataria mía!
En el lecho suspira el herido Quijano. Mira a hurtadillas,  y cuidando  no ser oído por Don Miguel, murmura para sí:
– ¡Dios, hay cada loco…!

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario