Depredadora (Eloína Calvete García)

Desde una viga del techo esparce la araña sus pegadizos hilos, de un madero a otro teje su red; con infinita paciencia traba las finas hebras y con pasmosa habilidad completa una armoniosa trama. Concluida la tarea, solo le resta esperar que algún insecto curioso se acerque a admirar su original trabajo y ¡zas!, quedará irremediablemente atrapado. Impasible, la hacendosa araña aguardará a la ingenua víctima. Sin ni siquiera una pizca de maldad ha preparado su trampa, sin crueldad ni malquerencia ejecutará después su labor depredadora. Sin arrogancia ni menosprecio, es una mera cuestión de supervivencia.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario