Desde el armario (Juan Manuel Merchan Martin)

Los veo brillar en la oscuridad a través de las rendijas de la puerta laminada del armario, esos dos orbes amarillo pálido que adivino inyectados en sangre y de negras y dilatadas pupilas. La primera vez que los vi era aún un crío de apenas cinco años: mojé la cama más de dos años después de la retirada del último pañal. Ahora tengo ya ocho, pero sigo sintiendo su garra fría y despiadada cortando mi respiración, como si su brazo etéreo pudiera traspasar paredes y alargarse hasta lo indecible desde su guarida empotrada en la pared. Oigo pisadas por el pasillo y me tapo la cabeza con la sábana. Se detienen un instante junto a la puerta. Cuando compruebo que han pasado de largo, me destapo temblando de miedo y grito:
– ¡Mamá! ¡No apagues la luz del pasillo, por favor!

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario