Desengaño (Ana Fenoll)

Se enredaban sus sentimientos al verla de nuevo: rió, lloró, se estremeció. En cambio ella, sorprendida, no supo qué  hacer ni  qué decir. El la abrazó, en uno de esos abrazos eternos donde dos cuerpos llegan a fundirse en uno solo ¡tan ansiado momento después de tantos años! La seguía queriendo, no en vano fue la razón más poderosa por la que siempre quiso volver a su  patria. ¡Cuántas vicisitudes, cuántos contratiempos había sufrido! Ni vendavales, ni frutos, ni cíclopes, ni hechiceras, ni sirenas, ni ninfas pudieron entorpecer su regreso para amarla otra vez.  Y ahora, había tanta frialdad  en su abrazo. No preguntó, “no hay palabras para explicar el desamor”. Marcharía de nuevo.En busca de su nuevo destino, volvió su mirada hacia atrás para contemplar  por última vez a  su adorada Itaca. Sus recuerdos se desvanecerían de su memoria para siempre.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario