Deseo (Claudio Mamud)

El muchacho volvía triste a su casa. ¡Otro sábado a la noche que regresaba muy solo! Antes de llegar a la esquina, se le apareció una chica muy bella de ojos verdes y manos refinadas que terminaban en singulares uñas largas rojas. Era transparente; a través de su cuerpo él seguía viendo la calle y los indiferentes autos estacionados.
—Soy un hada —le dijo dulcemente la joven—. Pídeme lo que desees que te lo cumpliré.
—Quisiera tener una mujer a mi lado. Siempre.
Apenas terminó de decirlo, la joven desapareció. El muchacho sintió una mano que tomaba la suya con delicadeza y suma ternura. Vio las largas uñas rojas, imaginó que la poseedora de esa mano tenía ojos verdes y que nunca más se separaría de ella.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario