Diente de leche (Ricardo Pernas Reboredo)

Has perdido tu primer diente de leche, no te preocupes, todavía tienes mucho que perder. Perderás al fútbol y al parchís. Perderás la inocencia y tus juguetes favoritos. Perderás los deberes, y no digas que se los comió el perro. Perderás peleas. Perderás el apetito. Perderás la virginidad. Perderás un vuelo, y te perderán las maletas. Piérdete en una ciudad. En ocasiones perderás la dignidad y en otras la vergüenza. Perderás las llaves de casa, del coche y hasta del garaje. Perderás oportunidades. Perderás discusiones. Perderás dinero. Perderás a mamá y perderás a papa. Perderás a otros seres queridos. Perderás el pelo. Perderás vista y algo de oído. Perderás recuerdos. Volverás a perder los dientes. Pero, ¿sabes una cosa? Aún así vale la pena, si sigues mi consejo. Repite conmigo: “no perderé el tiempo”.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario