Diógenes de sentimientos (Elena Pardo González)

Hubo un tiempo en el que mi corazón fue como un piso en el que no cabían más que ausencias, soledad, insomnio, miedo y vértigo. A medida que se iba llenando, más crecía mi desolación. Tan abarrotado llegó a estar, que toqué fondo. Y fue en ese momento, cuando decidí desprenderme de la basura que generó la maraña de sentimientos grises y tenebrosos, para dejar el sitio a los que, con sus luces y sus sombras, merecen la pena de verdad.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario