Dioses (Rafael)

El Destino recorre los pasillos del hospital hasta encontrar la habitación donde duermen los recién nacidos. Allí anuda su cuerpo a las vidas de estos mediante un hilo impreciso trenzado con dudas y certezas, y les escribe en su corazón, utilizando tinta invisible, las predicciones que ellos interpretarán sin darse cuenta al ir creciendo. Después del Destino aparece el Azar, que reparte casualidades y distribuye suerte de forma aleatoria según el capricho de su deseo.
Y mientras, las madres, en la vigilia de esa primera noche, rezan a los dioses verdaderos para que sus hijos nunca dejen de ser felices.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario